martes, 22 de noviembre de 2011

La memoria de la piel

Durante el verano escuchamos hasta la saciedad que la piel tiene memoria y que lo que hacemos hoy tendrá repercusiones en el futuro. No sólo en verano es necesario cuidar la piel, ya que el frío también causa estragos y aunque no son tan perjudiciales como los causados por el sol son molestos, además de poco estéticos.

No sé en vuestras ciudades, pero donde yo vivo el frío ya ha hecho acto de presencia, y en respuesta he puesto muy a mano en el armario de mi baño mi body milk favorito para esta época: Garnier Bodyrepair 


A lo largo del invierno, y fruto del frío y en muchas ocasiones del roce de la ropa (desde los pantalones vaqueros a las costuras de las medias) además de tener la piel reseca y cortada, muchos días llegaba a casa con zonas enrojecidas y agrietadas, que aparte de feísimas, eran dolorosas.

Desde que probé esta leche hidratante no he dejado de utilizarla desde que el frío hace acto de presencia hasta la primavera y estoy encantada. 

Es más densa que otras hidratantes pero se extiende muy bien, la piel la absorbe rápido y no deja sensación grasa (bueno, es fundamental no pasarse con la cantidad de hidratante que nos ponemos, que a veces parece que más que hidratarnos pretendemos untarnos en crema). Además deja la zona de los codos impecable, tanto, que no es necesario siquiera pasar la piedra pómez de vez en cuando.

El precio es asequible ya que está en torno a los 5 euros y a veces (una o dos veces al año) hay promociones en determinados establecimientos (como Superperfumerías, Carrefour o Alcampo) y te llevas a casa dos por el precio de una. Yo las aprovecho siempre que puedo y me llevo varios packs promocionales a casa.

Para finalizar comentaros que a veces cuando llevo varias semanas utilizando este body milk tengo la piel tan hidratada que no me lo puedo seguir aplicando después de la ducha porque no necesito tanta hidratación y acabo con la molesta sensación de piel pringosa. En estos casos o bien dejo de utilizar la leche corporal un par de días o la alterno con otra, que utilizo cuando empieza a hacer mejor tiempo y de la que os hablaré otro día.

5 comentarios:

  1. Dices que es más densa de lo habitual pero ¿Se absorbe bien? Suelo usar la de aceite de oliva de Mercadona pero me cuesta echármela en invierno porque tarda en absorberse y paso algo de frío

    ResponderEliminar
  2. Creo que de la que me hablas es la que tiene la tapa verde y viene en tarro ¿verdad? Yo la uso a veces de crema de manos.

    Esta roja de Garnier es un poco más densa que otra de Garnier que también utilizo, pero cuando acabo de echármela (empiezo por las piernas- glúteos- brazos- hombros- pecho - espalda y abdomen)me coloco el pijama o me visto sin problema. Es fundamental extenderla bien.

    Ah! y aunque es densa, una vez utilicé una de Dove y era bastante más densa que esta.

    ResponderEliminar
  3. A mí me encanta la de Garnier reafirmante, la amarilla. Sobre todo para el verano.

    ResponderEliminar
  4. Esta body milk sí lo conozco, pero no lo he usado, aunque he tenido intención de comprarlo un montón de veces, en verano utilizo la del bote naranja, no sé si hay varias con el bote naranja.

    Alice

    ResponderEliminar
  5. Sue Garnier Bodytonic (la del bote amarillo) es la que yo utilizo cuando no hace frío ¡y es una gozada! Te la pones y da gusto estar en tu piel. ¡Ya os hablaré de ella!

    Creo que Garnier debería si no pagarme comisión por tan buena publicidad, al menos regalarme un lote de productos, que mi baño está lleno con su marca.

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí ¿por qué no dejas tus impresiones?