martes, 29 de noviembre de 2011

Mascarilla de yogur

Os traigo una mascarilla casera muy fácil de hacer, más fácil de aplicar y con unos resultados más que aceptables.

Es un peeling casero que elimina células muertas, hidrata y previene la aparición de arrugas (no puedo garantizarlo 100 %, pero yo arrugas no tengo, por si os sirve).




Necesitaremos un yogur natural (incluso con medio yogur hay suficiente) y una cucharada de sal. Mezclamos en un bol y aplicamos en la cara con una brochita o un disco de algodón.

Es muy importante tener en cuenta la dirección en la que se aplica la mascarilla : siempre desde la nariz hacia la línea del pelo, desde el labio inferior hacia la barbilla y desde las cejas hacia el pelo. La idea es que a medida que la mascarilla se seque la piel quede tirante.

Pasados unos 20 minutos (la mascarilla se habrá secado, estará casi transparente y nos costará mover los músculos de la cara) retiramos con agua tibia y frotando con suavidad con las manos.

Notaréis la piel más tersa y muy suave.

Me la hago cuando me acuerdo, si me noto la piel flácida o muy reseca. Podéis aprovechar algún yogur que haya caducado.

¡Si os animáis a probarla espero que me contéis los resultados!

1 comentario:

  1. Genial idea de belleza!!! Y mucho más fácil y económica, gracias!
    Un besito
    Puchi

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí ¿por qué no dejas tus impresiones?