miércoles, 30 de noviembre de 2011

Piel perfecta todo el año

Cuando llega el frío muchas mujeres olvidan que la piel hay que seguirla cuidando por mucho que la llevemos oculta bajo capas de ropa.

Como ya comentaba en otra entrada, la piel tiene memoria y antes o después nos pasa factura por todos los descuidos. 

Con una serie de cuidados sencillos y muy fáciles de incluir en nuestra rutina diaria luciremos una piel espléndida todo el año. Los pasos son tres :

1. Baño o ducha con un gel suave y que no sea agresivo para nuestra piel.
2. Utilizar leche hidratante después de la ducha
3. Exfoliar una vez a la semana.

Con nuestra ducha diaria conseguimos que la piel esté limpia, pero no eliminamos las células muertas que ya no tienen ninguna función y son la causa del vello enquistado cuando nos depilamos.

Para exfoliar nada mejor que una esponja o guante de crin. Se pueden encontrar en cualquier perfumería o grandes superficies, y aunque todas "rascan" hay algunas un poco más suaves, depende de las marcas. 







Para evitar agresiones en la piel al utilizar estas esponjas no sólo es importante elegirla bien sino además frotar con suavidad, que no por más apretar se va a quedar mejor la piel.

También podréis encontrar esponjas de crin con mango de madera para llegar mejor a la espalda, aunque personalmente no me gustan, me parecen más manejables las tradicionales o los guantes.

Estas esponjas nunca se utilizan en seco (aunque no lo creáis hay gente que las usaba después de la ducha) siempre durante la ducha y mojadas, y para mejor conservarlas conviene que se sequen bien después de cada uso (o el esparto empezará a oler muy mal).

Como os he comentado es suficiente con exfoliar una vez a la semana. Siempre elijo un día del fin de semana para no llevar prisas, y dedicarle todo el tiempo que me apetezca a frotar con la esponja y después a ponerme el body milk.

Veréis cómo cada vez que utilicéis esta esponja (o el guante) la piel absorbe mejor la crema y luce más tersa y bonita, sin olvidar que está más suave.

Los beneficios de la exfoliación periódica y regular, además de eliminar la piel muerta y con ello los dichosos pelos enquistados tras la depilación son : favorecer la circulación sanguínea (lo que se traduce en menos riesgo de tener varices y/o arañas vasculares) y el drenaje, mayor firmeza y además reducir la celulitis. ¿Qué más se puede pedir? ¡Si hasta el precio es de risa que desde los 2 a los 5 euros tienes todas las esponjas que quieras!


4 comentarios:

  1. Qué buena idea! La verdad es que soy súper descuidada y rara vez me pongo hidratante, y cuando me la pongo pienso que eso es todo!! Un desastre, ahora con tus consejos hay que renovarse, gracias!!!!!!!
    Un besito
    Puchi

    ResponderEliminar
  2. gracias cuca, seguro que con el guante me da menos vagancia exfoliarme, siempre me daba mucha pereza pensar en un producto u otro y como aplicarlo para estas cosas, ahora ya aprendí la lección y este mismo fin de semana lo aplicaré.
    Adriana

    ResponderEliminar
  3. Adriana estas cosas no tienen que ser una imposición, y si te lo tomas así al final te aburres y lo dejas.

    Al principio es divertido porque es novedoso, y luego es interesante convertirlo en una rutina, aunque conviene que seas flexible sin llegar a la vagancia.

    ¡Espero que te sirva!

    ResponderEliminar
  4. pues como la mía tenga memoria, voy lista... de pequeña, no había demasiados solares y la conciencia de que el sol era peligroso era menor... asi que me ponia como una gamba...
    ahora todo es diferente me pongo crema 50 o 40 para la cara y en el cuerpo 30 y cada vez que me baño... espero subsanar los errores del pasado..
    besitos y gracias por tus consejos
    marni
    http://conunpardearmarios.blogspot.com

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí ¿por qué no dejas tus impresiones?