miércoles, 30 de noviembre de 2011

Antes de irme a dormir...

Antes de irme a dormir, antes de salir de casa, después de mojarme las manos... Creo que el gesto que más repito a lo largo del día durante el invierno es ponerme crema de manos porque no me gusta tenerlas agrietadas y porque en mi trabajo son importantes (pienso que en todos los trabajos donde tengas trato con el público lo son).

Una de mis cremas favoritas es Nivea Soft, que no es sólo una crema de manos, sino que también es crema corporal y facial (aunque yo en la cara nunca me he puesto Nivea, pero mi abuela siempre se ponía la de la latita azul y tenía la piel muy suave).

La he utilizado como crema hidratante para el cuerpo y aunque la sensación es buena, ya sabéis que soy una enamorada de los body milk de Garnier y por el momento no los cambio por nada. Aunque a veces cuando me voy de viaje me llevo mi Nivea Soft para simplificar y cargar con menos botes.

Supongo que todas la conocéis, pero por si acaso os pongo dos imágenes, una como se comenzó a comercializar y otra con el diseño que tiene ahora (que no son muy diferentes) 







El aceite de jojoba deja una sensación bastante agradable en las manos, y aunque puede parecer un poco pringosa se absorbe rápido. Para mí la textura es más ligera que la de la Nivea tradicional (lata azul) y la sensación en la piel me gusta más. 

Hace unos años encontré en una perfumería local una promoción con tres miniaturas de Nivea: Soft, tradicional y un tubo de crema para manos del que no recuerdo mucho, y desde entonces la miniatura de Nivea Soft siempre va conmigo en el bolso (cuando se acaba la relleno con el bote grande). Supongo que será fácil encontrar en grandes superficies porque es un formato ideal para llevar contigo cada día. 


Piel perfecta todo el año

Cuando llega el frío muchas mujeres olvidan que la piel hay que seguirla cuidando por mucho que la llevemos oculta bajo capas de ropa.

Como ya comentaba en otra entrada, la piel tiene memoria y antes o después nos pasa factura por todos los descuidos. 

Con una serie de cuidados sencillos y muy fáciles de incluir en nuestra rutina diaria luciremos una piel espléndida todo el año. Los pasos son tres :

1. Baño o ducha con un gel suave y que no sea agresivo para nuestra piel.
2. Utilizar leche hidratante después de la ducha
3. Exfoliar una vez a la semana.

Con nuestra ducha diaria conseguimos que la piel esté limpia, pero no eliminamos las células muertas que ya no tienen ninguna función y son la causa del vello enquistado cuando nos depilamos.

Para exfoliar nada mejor que una esponja o guante de crin. Se pueden encontrar en cualquier perfumería o grandes superficies, y aunque todas "rascan" hay algunas un poco más suaves, depende de las marcas. 







Para evitar agresiones en la piel al utilizar estas esponjas no sólo es importante elegirla bien sino además frotar con suavidad, que no por más apretar se va a quedar mejor la piel.

También podréis encontrar esponjas de crin con mango de madera para llegar mejor a la espalda, aunque personalmente no me gustan, me parecen más manejables las tradicionales o los guantes.

Estas esponjas nunca se utilizan en seco (aunque no lo creáis hay gente que las usaba después de la ducha) siempre durante la ducha y mojadas, y para mejor conservarlas conviene que se sequen bien después de cada uso (o el esparto empezará a oler muy mal).

Como os he comentado es suficiente con exfoliar una vez a la semana. Siempre elijo un día del fin de semana para no llevar prisas, y dedicarle todo el tiempo que me apetezca a frotar con la esponja y después a ponerme el body milk.

Veréis cómo cada vez que utilicéis esta esponja (o el guante) la piel absorbe mejor la crema y luce más tersa y bonita, sin olvidar que está más suave.

Los beneficios de la exfoliación periódica y regular, además de eliminar la piel muerta y con ello los dichosos pelos enquistados tras la depilación son : favorecer la circulación sanguínea (lo que se traduce en menos riesgo de tener varices y/o arañas vasculares) y el drenaje, mayor firmeza y además reducir la celulitis. ¿Qué más se puede pedir? ¡Si hasta el precio es de risa que desde los 2 a los 5 euros tienes todas las esponjas que quieras!


martes, 29 de noviembre de 2011

Mascarilla de yogur

Os traigo una mascarilla casera muy fácil de hacer, más fácil de aplicar y con unos resultados más que aceptables.

Es un peeling casero que elimina células muertas, hidrata y previene la aparición de arrugas (no puedo garantizarlo 100 %, pero yo arrugas no tengo, por si os sirve).




Necesitaremos un yogur natural (incluso con medio yogur hay suficiente) y una cucharada de sal. Mezclamos en un bol y aplicamos en la cara con una brochita o un disco de algodón.

Es muy importante tener en cuenta la dirección en la que se aplica la mascarilla : siempre desde la nariz hacia la línea del pelo, desde el labio inferior hacia la barbilla y desde las cejas hacia el pelo. La idea es que a medida que la mascarilla se seque la piel quede tirante.

Pasados unos 20 minutos (la mascarilla se habrá secado, estará casi transparente y nos costará mover los músculos de la cara) retiramos con agua tibia y frotando con suavidad con las manos.

Notaréis la piel más tersa y muy suave.

Me la hago cuando me acuerdo, si me noto la piel flácida o muy reseca. Podéis aprovechar algún yogur que haya caducado.

¡Si os animáis a probarla espero que me contéis los resultados!

lunes, 28 de noviembre de 2011

¿Ojeras? No gracias...

Por mucho que los vampiros estén de moda y a alguien se le ocurriera decir que una mujer con ojeras es una mujer interesante (si supiera que las ojeras en la mayor parte de los casos no están provocadas por una noche loca sino por quehaceres más cotidianos y domésticos se habría mordido la lengua antes de soltar semejante cosa...) creo que a ninguna nos gusta lucir una cara ojerosa.

Hasta hace pocas semanas mi rutina matinal con las ojeras era sencilla: agua fría y tapa ojeras de Reserve Naturelle muy bien extendido y encima mi base de maquillaje o unos polvos compactos. 

Ahora no deja de ser igual de sencilla, pero además es mucho más efectiva. Después de lavarme la cara con agua fría (que baja muy bien la hinchazón del sueño) me aplico el corrector de ojeras en roll-on con cafeína de Garnier. 




Lo aplico sobre la piel seca y antes de maquillarme espero que esté seco para difuminar el toque de color que incorpora que viene perfecto para cubrir la zona. Es muy efectivo para hacer desaparecer las ojeras, ayudarte a tener mejor cara y además ilumina la mirada ¿qué más se puede pedir?

Desde que lo he probado se ha convertido en uno de mis imprescindibles y lo he añadido a mi rutina matinal. Además su precio es muy asequible: 9,95 euros en Superperfumerías. Supongo que en otros establecimientos será similar.

Ya sabéis, tanto si ya lo conocéis como si os animáis a probarlo ¡espero vuestros comentarios! 

Apuesta por tu mirada

He decidido empezar la semana con un post sobre la última máscara de pestañas que he probado y que me ha gustado muchísimo por lo bonitas que las deja, porque no suele dejar pegotes y porque no cuesta un ojo de la cara.

Es la máscara The Max Bold Curves de Rimmel 



Me gusta porque deja las pestañas impresionantes, no las apelmaza y no deja grumos. Además aguanta todo el día (o toda la noche).  La utilizo a diario ahora que está un poco gastado (porque no es cuestión de parecer que no me he acostado en toda la noche)  pero el resultado sigue siendo bastante bueno.

Os animo a que la probéis porque es muy fácil de encontrar (¡hasta en Mercadona la tienen!) y su precio es muy asequible: ¡menos de 7 euros! Creo que jamás he tenido una máscara de pestañas con mejor relación calidad-precio.

¿Alguna la ha probado ya? ¿qué os ha parecido? 

¡Feliz semana a todas! 

viernes, 25 de noviembre de 2011

Con la cara lavada

Algunas de vosotras me habéis preguntado qué es lo que hago para prevenir las arrugas, si utilizo algún producto o mascarilla casera.

Tengo una disciplina espartana para mi cara, muy sencilla y muy barata pero muy efectiva, que os paso a explicar paso por paso.

1. Por la mañana recién levantada me lavo la cara con agua fría (el agua caliente estimula las glándulas sebáceas favoreciendo la aparición de grasa) y jabón.
2. La seco con una toalla que utilizo exclusivamente para la cara, nada de secarme las manos en ella, ni que la utilice otra persona. La cambio a diario.
3. Antes de maquillarme dejo pasar un rato para que la cara esté libre de humedad. Además con el agua fría y el jabón neutro la piel se queda muy tersa.
4. Protejo siempre mi piel contra el sol para prevenir manchas, envejecimiento y aparición de arrugas. Hay muchos maquillajes con SPF, pero si el tuyo no lo tiene o vas a salir a la calle sin maquillar necesitas un protector solar para la cara tanto en verano como en invierno.
5. Me lavo la cara de nuevo por la noche con agua fría y jabón. Si estoy en casa me lavo la cara también por la tarde, sobre todo si me he maquillado para salir por la mañana, o si hace mucho calor.
6. Si la cara se me queda muy tirante (a veces es como si te tiraran de la piel) me pongo un poco de crema hidratante.

En resumen: limpiar- proteger- hidratar.

Las mujeres de mi familia siempre lo han hecho así, y los resultados no son malos.

¿Y qué productos utilizo yo cada día? Os lo cuento también:

El jabón que más me ha gustado siempre es el casero que hacía mi abuela con sosa y aceite usado


Como hace algunos años ya no estaba para embarcarse en estos jaleos busqué otras alternativas y las que más me gustan son

* El jabón de azufre (de venta en farmacias) que es perfecto para la piel con acné. Hace muchos años que no lo tengo que utilizar, pero siempre lo recomiendo. No hace mucha espuma pero para que sea más fácil aplicarlo en la cara te puedes ayudar de una brocha de afeitar.


* El jabón de glicerina natural. Mi favorito, si dejaran de fabricarlo no sabría vivir sin él. Deja la piel mixta-grasa espectacular, libre de grasas y tersa (supongo que cuando te estiran la piel la sensación es similar)  además de limpiar perfectamente (los puntos negros pasan prácticamente al olvido).
En el mercado hay infinidad de variedades: con romero, miel, limón... con olor a fresa, uva, piña... Yo opto siempre por el natural, sin ningún ingrediente añadido.



He probado los de diferentes marcas: Gal, Lida y Palmolive y todas me gustan. Lida se puede comprar en Alcampo y Carrefour (antes también en Mercadona, pero lo retiraron hace un par de años), Palmolive la compro en Mercadona y la de Gal en cualquier perfumería. 

* El jabón Dove que al llevar crema hidratante es más apropiado para pieles secas y para el invierno, que la piel está más cortada por el frío.




Protectores solares recomiendo dos

* ISDIN SPF 90. Es imprescindible para ir a la playa o zonas de exposición solar intensa (por ejemplo cuando fuimos de excursión al Teide que pensaba que íbamos a terminar fritos cual huevos). De venta en farmacias


* Crema facial anti-envejecimiento Garnier Delial Invisi'protect con SFP 30. La utilizo tanto en invierno como en verano cada día, que el sol invernal también mancha la piel.






En cuanto al precio de estos productos los jabones están entre uno y tres euros según compres una pastilla o sea un pack (casi todas las marcas tienen packs de tres pastillas) y los protectores solares cuestan entre 15 y 20 euros, pero como te tienes que poner muy poquito duran bastante.

Un baño de chocolate

Este post mañanero y madrugador está dedicado a una amiga que se enfrenta hoy a una noticia importante y necesita mucho apoyo.

Preciosa cuando salgas hoy de la oficina, te digan lo que te digan, te metes en una perfumería, buscas el gel de chocolate de Instituto Español y cuando llegues a casa te das una ducha o un baño calentitos con este gel. No es tan denso como si fuera chocolate de verdad, pero huele muy bien. Te dejará la piel suave e hidratada (porque tiene glicerina), te relajará y mientras disfrutas de tu baño está prohibido pensar en nada negativo. ¡¡Mucha suerte guapísima!!



Oye, que las demás también podéis comprarlo, es más no es que podáis, es que debéis, que por menos de 3 euros tenéis un capricho que se puede disfrutar solas o en compañía, y además muuuuchas veces...

¡Como estamos casi de fin de semana ando muy revolucionada!

jueves, 24 de noviembre de 2011

S.O.S. ¡manos!



Creo que las manos son la parte de nuestro cuerpo que más agresiones sufre a lo largo de la jornada: las inclemencias del tiempo, los productos químicos, cortes, tareas domésticas...

Por todo ello merecen ser mimadas al final de cada día, pero a veces por pereza, por falta de tiempo, por descuido o por todo a la vez nos olvidamos de tratarlas como se merecen y acabamos con las manos resecas, agrietadas y muy feas.

Para lucir unas manos bonitas y cuidadas de manera express sólo hacen falta unos 15- 20 minutos, un bote de crema y una cucharada de azúcar.

Comenzamos por retirar el esmalte de las uñas porque se va a estropear.

En la palma de la mano nos ponemos crema abundante (más o menos el equivalente a una almendra con cáscara) y una cucharadita de azúcar (también sirve arena de playa, pero yo soy de interior y tengo que buscar alternativas. La sal no funciona, que se derrite con el calor de la piel y la crema)

Podemos utilizar cualquier crema, no hace falta que sea buena. Yo intento aprovechar cremas de manos o leches hidratantes que muchas veces te regalan al comprar cualquier otro producto o que compraste y no eran lo que esperabas y como no te gustan se quedan almacenados al fondo del armario del baño.

Intentamos que el azúcar se mezcle con la crema en la mano y aplicamos en las dos manos frotando con intensidad y a la vez con precaución porque el azúcar araña. Continuamos masajeándonos las manos hasta que nuestra piel absorba la crema. Incluso podemos aplicar más crema y seguir masajeando.

Tras unos 5 o 10 minutos retiramos el azúcar y los restos de crema con agua tibia y frotando con suavidad las manos. Secamos presionando con una toalla. Una vez secas ponemos un poquito de crema o aceite para manos.

El resultado es espectacular ¡ya me contaréis!

Agenda 2012

Con el nuevo año a la vuelta de la esquina (me niego aún a pronunciar la palabra que empieza por N y que cada año llega antes) las revistas sacan sus ediciones de diciembre llenas de buenos propósitos, la famosilla de turno vestida de gala, un montón de look's imposibles para la mayoría de nosotras (por el precio, sobre todo), mil ideas para regalar (hay de todo, como en botica) y la casi todas vienen cargadas de agendas de regalo.

Desde hace cuatro o cinco años paso de complicarme la vida y siempre compro la revista GLAMOUR en diciembre por la agenda que trae. Todos los años la cambian un poco, pero el interior que es lo que cuenta se mantiene más o menos intacto: primeras páginas para datos personales, calendario 2012 y con un listado de teléfonos de interés ( teléfonos para cancelar las tarjetas en caso de robo o pérdida, renovación del DNI, INEM (sin comentarios), instituto de la mujer... y similares) y en las últimas páginas agenda por orden alfabético y cuatro o cinco hojas para notas libres.

Tenemos una página para cada día, salvo los fines de semana que es una para los dos (pues yo siempre tengo un montón de cosas que hacer el finde) y los meses están separados por una página roja.

Para mí es más que suficiente y el tamaño es perfecto para llevarla en el bolso sin incrementar mucho el peso. Por los 2,95 € que cuesta no puedo pedir más.

Hay cinco colores diferentes para elegir: verde pistacho, naranja brillante, fucsia, azul y roja. Siempre me quedo con la roja. Incluso esta vez me hizo volver a otro kiosko (¡con el frío que hacía ayer cuando salí de la oficina! ) porque en el que tengo de camino a casa ya no quedaban en ese color. Creo que también tendrían que hacerla en blanca y negra que los colores de este año son muy "cantosos"

Os dejo una foto para que la veáis.


Se han pasado un poco con la impresión del nombre de la revista, en otras ocasiones han sido más discretos, pero el acabado de la cubierta en imitación a piel (que no engaña a nadie, pero la intención cuenta) no está mal.

Y vosotras ¿tenéis ya agenda para el 2012? ¿Aprovecháis las que regalan con las revistas?

PD. No os puedo contar nada de la revista que no me ha dado tiempo ni a pasar las páginas.

Comodynes

Cuando me decidí a abrir el blog tenía clarísimo que iba a hablar de productos que hubiese probado personalmente y que os iba a enseñar abalorios y complementos que tuviese en casa, pero hoy me voy a saltar mis propias normas para enseñaros un lote de productos Comodynes que dejó ayer un mensajero en casa.

Hace mil chafardeando en la página yodona.com me apunté en un sorteo de productos Comodynes. No sé ni por qué lo hice, y se me había olvidado completamente cuando hace unos días tenía un mail en mi correo diciéndome que era una de las ganadoras.

El lote es éste:




Está compuesto por un sérum anticelulítico ultra-concentrado (bote con dosificador), un pack de 28 parches reductores (tratamiento para un mes) y un gel reductor reafirmante.

Nunca he utilizado estos productos (salvo una vez que probé un gel anticelulítico efecto frío de la marca Deliplus y abandoné a las pocas semanas porque me dejaba el trasero congelado y se me olvidaba la mayor parte de las veces) y si alguna vez he tenido curiosidad el precio me ha echado para atrás.

No sabía el precio de estos productos y lo he buscado esta mañana en la propia página de Comodynes. Me he quedado fría: el sérum cuesta 31,49 €, el gel reductor 22,50 € y el pack de parches 33,50 €. ¡Me he quedado alucinada! Y supongo que si no lo compras en su página saldrá más caro.

Estoy pensando en utilizarlos de cara al verano y por supuesto contar mis impresiones. He de confesar que yo jamás he creído en la efectividad de estos productos, pero veo que las gente los compra, y dudo, luego miro el precio y me digo a mí misma que nada mejor que hacer dieta y deporte.

¿Alguna de vosotras los habéis usado o utilizáis productos similares de otra marca? ¿cómo fue vuestra experiencia? 

Ah! En cuanto tenga noticia de algún sorteo o promoción de este tipo de productos, maquillaje... os avisaré por aquí.


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Mis mañanas ... ¡son más simples!

Este post "extra" de hoy está dedicado a una chica que me ha dicho que esta mañana ha notado la cara cortada por el frío y se ha acordado de mí, y yo que soy muy bien mandada monto un post en un tris (además de que tenía unas ganas locas de hablaros de este producto)

Seguro que todas habéis visto la publicidad en estas últimas semanas de una nueva crema de Garnier: BB Cream o Perfeccionador prodigioso (y no sé si tendrá algún nombre más). Antes de nada confesar que jamás he sido de cremas hidratantes (y mucho menos de cremas con color), que he probado mil y que ninguna me ha gustado (bien por la textura, porque me hacía brillos en la cara...) para fortuna de mi madre que las heredaba todas.



No sé por qué hace dos sábados decidí pasar por la perfumería para buscar esta crema, lo que sé es que salí con ella (y con algunas cosas más). Cuando la probé me llamó la atención y el precio hizo que me decidiera a comprarla, porque si cumplía todo lo que prometía ¡tendría que costar más!

Hay dos tonos, claro y medio. Yo compré el medio (porque claro no había) y ha resultado ideal, porque aunque en la tienda parezca un poco oscuro (y el efecto máscara es lo peor) cuando te lo pones ¡es perfecto!  De verdad, yo no sé qué tiene esta crema que de efecto máscara ¡nada de nada! Bueno, si te pasas dándote capas ¡a lo mejor!

Llevo utilizándola unos diez días, así que os hago una lista de todas las cosas que promete y mi experiencia personal:

- Unifica. Aún no tengo la piel con diferentes tonos según la zona, pero tengo una leve manchita en la frente (que sólo se ve muy de cerca y si voy a cara lavada) y con esta crema se disimula perfectamente.

- Hidrata. Hemos tenido dos o tres días de frío matinal intenso y no me he notado la cara tensa, tirante, ni se me ha escamado ninguna zona, así que por el momento ¡prueba superada!

- Corrige. Creo que es demasiado pronto para notar efectos sobre la reducción en las manchas de la cara, que por muy buena que sea, milagrosa no va a ser. Los poros sí que los he notado más cerrados y menos puntos negros.

- Ilumina. No sé exactamente a qué se refiere con esto. Cuando te la pones la cara parece brillar (nada exagerado, por supuesto) , aunque luego, por suerte, ese efecto desaparece.

- Protege. Al menos del frío hasta el momento sí que protege. Para saber si es eficaz para proteger del sol (contiene filtros UV SPF 15) habrá que esperar a tener mejor tiempo.

El efecto general es bastante positivo ya que la crema cubre imperfecciones, queda un tono uniforme, aguanta más o menos bien todo el día (si no te estás tocando la cara permanentemente, pero eso no hay maquillaje que lo aguante) no causa brillos excesivos (pero si aparecen siempre se pueden matizar con polvos o presionando con un pañuelo de papel con suavidad si no se dispone de una esponjita) y la textura de la crema es una gozada. Es bastante fresquita y se extiende con mucha facilidad. A mí me gusta hacerlo con una esponja de látex (como si de una base de maquillaje se tratase, y no hace falta humedecerla) porque queda muy uniforme y no te manchas las manos.

Desde que la tengo he dejado de utilizar maquillaje cada mañana y el resultado es parecido. En todo caso a veces me doy unos polvos con la brocha, pero nada más.

Ya sólo me falta hablar de precio. La compré en Superperfumerías y su precio es 9,95 €, aunque por internet he visto que han pagado hasta 12,95 €.

Ya sabéis, si os animáis a probarla ¡quiero que dejéis vuestros comentarios! 

Y no olvidéis de mirar bien dentro de la caja que en el lateral izquierdo o derecho, hay bien dobladito un cuestionario sobre el producto. Si lo rellenáis y mandáis por correo os regalan un lote de productos (toallitas, leche limpiadora y tónico).


¡Y yo con estos pelos...!

Soy una enamorada del pelo. Un cabello brillante, sano, cuidado... es lo más bonito que puede tener una persona.

Para mí se ha convertido en algo así como la carta de presentación de la gente a la que conozco, y también de la que no conozco, las pocas ocasiones que tengo tiempo de sentarme y dedicarme a ver el mundo correr.

Un pelo bonito necesita cuidado y atención, además de ser una carrera de fondo y constante que empieza en nuestro interior. La alimentación variada y equilibrada es imprescindible: frutas, legumbres, verduras, carne, pescado, lácteos y aceite de oliva. ¡Ah! y beber mucha agua.

¿Os suena verdad?

Es el consejo comodín para cualquier problema, pero a la larga funciona.

Pero no basta con esto ya que nuestro pelo está expuesto a otras agresiones (el frío, el sol, el cloro, la cal del agua, la sal del mar, planchas, secadores, humedad y un largo etcétera) que provocan que no siempre se vea bonito por más cuidados que le demos.

Si tienes ojeras o mal color de cara te puedes aplicar un corrector o una base de maquillaje y disimularlas. ¿Hay algo que ofrezca belleza al instante para el pelo? ¡Lo hay! Y además lo puedes llevar en el bolso. Es uno de mis descubrimientos más recientes (finales de septiembre) y estoy encantada y contentísima. Se llama Llongueras Instant Beauty Serum Todo en 1

Es un sérum estupendo que en un momento te deja el pelo suave y brillante y no sólo te da belleza aparente en un instante sino que además nutre el cabello y sus efectos se siguen notando incluso después de lavarte el pelo. Eso es gracias a uno de sus ingredientes: la keratina (que es además un componente principal del pelo, las uñas y las capas más externas de la epidermis) que ayuda a reparar los daños sufridos en nuestro cabello.


Este producto es una especie de aceite, y cuando lo ví tuve ciertos reparos antes de comprarlo y una duda fundamental ¿engrasará el pelo? Cuando lo probé se disiparon todos mis miedos. Aunque su textura es oleosa el pelo lo absorbe muy bien y no queda ni rastro del sérum. Lo único que tienes que tener en cuenta es NO aplicarlo en la raíz del pelo porque es un producto para nutrir y reparar las zonas dañadas que son siempre las puntas y masajear el cabello hasta su total absorción (que es bastante rápido)

No hace falta una gran cantidad. Yo tengo el pelo bastante largo y me aplico el equivalente al tamaño de un lacasito, así que os podéis hacer una idea.

Otra cosa que me gusta mucho de este sérum es que previene el encrespamiento propio de la humedad. Si no te lo has puesto para salir de casa y llegas al trabajo o a clase con un estilo propio de los Jacksons' Five te lo puedes aplicar y te queda más que presentable, así que en invierno conviene llevarlo en el bolso (que al ser pequeñito no pesa nada) 

También tiene filtros solares UVA/B pero como no lo he utilizado en verano no os puedo decir si es más o menos efectivo. Tendremos que esperar a que llegue el calor para que os lo cuente.

Siempre me lo he aplicado sobre el pelo seco, pero según el envase también se puede aplicar sobre el cabello húmedo antes de secarlo. Lo probaré algún día, que seguro el pelo sufre menos con la plancha del pelo.

Por último el precio, que a mí me resultó bastante barato: unos 8 euros aunque en algunos establecimientos cobran hasta 10 y 12, y decir que se puede aplicar en todo tipo de cabellos: lisos, rizados, teñidos...

Espero que os animéis a probarlo ¡seguro que os gusta!

martes, 22 de noviembre de 2011

La memoria de la piel

Durante el verano escuchamos hasta la saciedad que la piel tiene memoria y que lo que hacemos hoy tendrá repercusiones en el futuro. No sólo en verano es necesario cuidar la piel, ya que el frío también causa estragos y aunque no son tan perjudiciales como los causados por el sol son molestos, además de poco estéticos.

No sé en vuestras ciudades, pero donde yo vivo el frío ya ha hecho acto de presencia, y en respuesta he puesto muy a mano en el armario de mi baño mi body milk favorito para esta época: Garnier Bodyrepair 


A lo largo del invierno, y fruto del frío y en muchas ocasiones del roce de la ropa (desde los pantalones vaqueros a las costuras de las medias) además de tener la piel reseca y cortada, muchos días llegaba a casa con zonas enrojecidas y agrietadas, que aparte de feísimas, eran dolorosas.

Desde que probé esta leche hidratante no he dejado de utilizarla desde que el frío hace acto de presencia hasta la primavera y estoy encantada. 

Es más densa que otras hidratantes pero se extiende muy bien, la piel la absorbe rápido y no deja sensación grasa (bueno, es fundamental no pasarse con la cantidad de hidratante que nos ponemos, que a veces parece que más que hidratarnos pretendemos untarnos en crema). Además deja la zona de los codos impecable, tanto, que no es necesario siquiera pasar la piedra pómez de vez en cuando.

El precio es asequible ya que está en torno a los 5 euros y a veces (una o dos veces al año) hay promociones en determinados establecimientos (como Superperfumerías, Carrefour o Alcampo) y te llevas a casa dos por el precio de una. Yo las aprovecho siempre que puedo y me llevo varios packs promocionales a casa.

Para finalizar comentaros que a veces cuando llevo varias semanas utilizando este body milk tengo la piel tan hidratada que no me lo puedo seguir aplicando después de la ducha porque no necesito tanta hidratación y acabo con la molesta sensación de piel pringosa. En estos casos o bien dejo de utilizar la leche corporal un par de días o la alterno con otra, que utilizo cuando empieza a hacer mejor tiempo y de la que os hablaré otro día.

Arrancando motores


Hace algún tiempo que una idea iba dando vueltas por mi mente y tras mucho pensarlo ¡aquí estoy!

¿Quién no ha ido un día cualquiera por la calle y se ha encontrado con una chica que iba impecable? Todo perfecto: peinado, maquillaje, ropa, complementos...

Entonces te preguntas ¿cómo lo hacen? ¿Se levantan en plena madrugada para estar maravillosas cuando los demás mortales apenas si aporreamos el despertador? ¿Se gastan sus sueldos en productos de belleza y maquillaje para estar radiantes? ¿Tienen una peluquera y una esteticista en casa? ¿Qué tamaño tienen sus vestidores?¿Tendrán un armario sólo para zapatos?

Nada más alejado de la realidad. Estar guapa cada día cuesta menos dinero y menos esfuerzo de lo que pensamos. Es suficiente con encontrar los productos adecuados y tener un fondo de armario capaz de sacarnos de algún apuro.

Con este blog no voy a solucionar los problemas de cada mujer, pero me gustaría compartir con vosotras mis pequeños trucos y los productos que vaya descubriendo, así como mi experiencia con ellos.