martes, 31 de enero de 2012

Alarga tu maquillaje

No hay nada peor que un maquillaje que a medida que pasa el tiempo va desapareciendo, sobre todo si es en acontecimientos importantes como una boda o una comida con amigos, de trabajo, con la familia...

Cuando salimos de casa no siempre sabemos a qué hora vamos a volver y sería ideal que nuestro maquillaje nos aguantase el ritmo. 

El aliado perfecto es la prebase (o primer) de maquillaje. Como su nombre indica, es un producto que se aplica antes de la base de maquillaje (con la piel limpia, seca y tras la crema hidratante si la utilizamos) que ayuda a disimular pequeñas arrugas o imperfecciones de la piel (como poros abiertos), facilita la aplicación de la base (consiguiendo un resultado más homogéneo),  prolonga la duración de nuestro maquillaje e incluso potencian el color de las sombras.

Lo podemos aplicar con una brocha, con las manos o con una esponja de látex. 

Sin embargo es un producto que suele contener siliconas que pueden obstruir los poros y evitar que la piel respire y se oxigene con normalidad y el uso diario puede dar lugar a la aparición de puntos negros y granitos. 

Por eso me gusta utilizarlo en ocasiones especiales (bodas, alguna reunión importante de trabajo...) y muchas veces tengo que tirar los envases casi llenos porque no los gasto y caducan.

Hace un par de meses me decidí a probar la prebase facial minimizadora de poros de Deliplus (que es bastante más barata que la que compraba antes) y el resultado, por el momento, me gusta.


Opté por esta prebase porque minimiza los poros y además matifica la piel previniendo la aparición de los horrendísimos brillos.  Cuando la probé me terminó de convencer la textura tan suave que queda en la piel y la práctica ausencia de aroma.

Además el aspecto de la cara es muy bonito cuando te aplicas esta prebase (hasta el punto de que conozco a más de una chica que se aplica la prebase y luego no se pone base. Me parece un error, porque por muy buen aspecto que tengas las prebases no se deben utilizar como sustituto del maquillaje diario por lo que hemos comentado antes).

Hay otra prebase de la misma marca Perfeccionadora del Rostro (que alisa la piel, difumina las arrugas, ilumina y matifica) que no he probado, pero no descarto comprar. También hay prebase para párpados, pero prefiero para todo el rostro, y no sólo para una zona específica.

El bote no es muy grande (lo que me viene bien porque tampoco la utilizo con mucha frecuencia) aunque con una pequeña cantidad de producto se cubre bastante superficie. El precio me parece que es 6,95 €, demasiado tentador como para no probarlo.

lunes, 30 de enero de 2012

¿Y tú cómo te peinas?

Un gesto tan cotidiano y monótono como es peinarse tiene una gran importancia en la belleza y la salud de nuestro cabello. 

Es necesario saber para qué sirve cada tipo de peine y cepillo y elegir el adecuado no sólo para nuestro pelo sino también para el cepillado o peinado que queramos realizar.

A continuación os hablo de los peines y cepillos que utilizo y para qué sirve cada uno : 

* Cepillo neumático


Sirve para desenredar el cabello, y con sus púas terminadas en bolita masajea el cuero cabelludo y activa la circulación.

Lo utilizo únicamente con el pelo seco, ya que para desenredar el cabello mojado me resulta más fácil otro tipo de peines. Utilizado después del secador proporciona un bonito brillo natural en el pelo. 

* Cepillo esqueleto


Sirve para desenredar el cabello y para darle forma y volumen. Hasta hace un par de años era el que más utilizaba.

* Cepillo de madera


Parecido al cepillo neumático, la única diferencia es el material con el que está fabricado. Este cepillo hace que el pelo tenga mucho brillo y está especialmente indicado para las embarazadas, porque cepillarte regularmente el cabello con este tipo de cepillos hace que el pelo crezca más fuerte y aporta vitalidad.

A mí me gusta utilizarlo al menos una vez a la semana. 


* Peine escarpidor



Su función es la de dar volumen al peinado. Para mí es ideal para desenredarme el cabello después de lavarlo. Apenas si da tirones y es bastante cómodo de utilizar.

* Peine ahuecador.


Es el mejor peine para los rizos y cabellos ondulados. También resulta muy cómodo para desenredar el pelo húmedo.

* Peine batidor

Es el peine más tradicional, que encontramos en dos tamaños:

- Grande


- De bolsillo


En casa tengo uno de bolsillo que me resulta muy cómodo para recogerme el pelo en coleta o hacerme algún moño. El acabado con este peine es óptimo. 

Estos son los peines y cepillos más básicos que puede haber en cualquier casa, aunque hay otros tipos de peines que podemos comprar, que tienen un fin más específico:

* Peines para cardar





Sirven para dar volumen al cabello. Ya no sólo para los peinados de las mujeres mayores, sino que cada vez más chicas tienen uno de estos peines en casa para lograr los peinados y recogidos vintage que tan de moda están. 

Además el cardado no sólo nos sirve para dar volumen. Es una técnica muy efectiva para mantener alguna raya rebelde en el pelo o un remolino que no quiere quedarse hacia donde nosotros queremos. Con un cardado sutil se consigue poner en orden nuestro cabello. 

* Cepillos térmicos.


Sirven para alisar o rizar el pelo ayudados de un secador. 

El grosor dependerá del largo del cabello o del tipo del onda que queramos conseguir. 


En cuanto a los materiales, los peines tradicionales, y según cuentan mejores, son los de concha o pasta de carey que se extraía del caparazón de las tortugas y que hoy es casi imposible encontrar porque se prohibió la caza de este tipo de tortuga. También se hacían peinetas de carey, preciosas, que a lo mejor vuestras abuelas conservan alguna. Por preguntar no perdéis nada.

Bueno, a lo que vamos, que me disperso. Actualmente ya no se hacen peines de carey, y en el mercado podemos encontrar de diversos materiales : plástico, madera, cerdas naturales... 

Los cepillos de cerdas naturales me gustan, aunque son más complicados de limpiar. De madera tengo uno en casa y lo utilizo una vez a la semana. Los que prefiero son los de plástico, con los que me manejo bien y se limpian muy fácilmente.

Uno de los inconvenientes de los peines y cepillos de plástico es que acumulan mucha electricidad estática y la transmiten al pelo, encrespándolo. Para ello tengo mi particular solución: una vez cada tres o cuatro semanas sumerjo por la noche los peines y cepillos en agua con amoniaco y a la mañana siguiente los enguajo con abundante agua.

Es la mejor manera para mantener limpios los peines y cepillos (que es fundamental para que la suciedad no se transmita al cabello) y para acabar con la electricidad estática. 

Aprovecho para dar la bienvenida a este rinconcito a las nuevas seguidoras. Entre hoy y mañana quiero devolver todas las visitas y todos los mensajes, que espero estar menos agobiada de trabajo.

¡¡Feliz semana!!

viernes, 27 de enero de 2012

Creando nuestro fondo de armario (III)

La entrada de hoy, y como va siendo ya costumbre todos los viernes, está dedicada a otra prenda, que es básica por excelencia


Pantalón vaquero


¿Quién no ha llevado un pantalón vaquero en su vida? Es una prenda versátil por definición que igual nos vale para ir de compras, para salir por la noche, para pasar un día de campo, y bien conjuntados y con los complementos adecuados incluso nos sirven para ir a trabajar (si la política de nuestra empresa no es muy estricta). Reconozco que me encanta venir a la oficina en vaqueros, camisa blanca y taconazos o bailarinas, según me dé (que para muchas cosas no tengo término medio).






Me gustan los vaqueros como los que hay en estas imágenes: rectos, de colores sobrios (no soy amiga de los  desteñidos, rotos, bordados, pedrería...) y con un tiro medio (de nuevo nada de extremos, ni al estilo Julián Muñoz, y tan bajitos que aunque estés de pie estés luciendo medio culo...). En dos palabras, un vaquero clásico que no pase de moda y se quede al fondo del armario tras un par de temporadas.

En invierno opto por los de color oscuro, y en primavera y verano (bueno, en verano poco, la verdad ¡que hace mucho calor!) me gustan los de color claro, aunque eso no impide que a veces sea "y viceversa" 



También me gusta adaptarme a las tendencias y en mi armario tengo varios vaqueros tipo pitillo al igual que hace unos cuantos años los tenía acampanados (aunque nunca usé campanas excesivas, que con aquella tendencia pudimos ver de todo), pero cuando los compro sé que son unos vaqueros con "fecha de caducidad" que antes o después pasarán de moda. Confesaré, no obstante, que me encantan los vaqueros de pitillo y espero que tardemos aún algún tiempo más en volver a las campanas...

Con este básico os digo igual que con los demás, buscaremos uno cuyo corte nos favorezca y que además sea de nuestra talla ¡nada de dejar de respirar para abrocharlo, que luego las lorzas se descuelgan! 







¿Y a vosotras cómo os gustan los vaqueros? ¿Son un básico en vuestro armario o preferís otras prendas?

¡¡¡Feliz fin de semana!!!

jueves, 26 de enero de 2012

Mima tu pelo.

Me encanta mi pelo, y me encanta cuidarlo. Por eso siempre intento buscar productos que lo reparen y lo mimen, que lo dejen suave, sano y brillante. Y por esas razones soy una enamorada de la mascarilla Pantene Pro- V Repara y Protege.


Para mi pelo es la mejor mascarilla que he encontrado hasta el momento (hablando de productos de low-cost, que seguro que hay mascarillas que cuestan un pastizal y son mejores (o no) ) porque lo deja lleno de vida. Sus resultados no se van cuando te vuelves a lavar el pelo, sino que permanece brillante, suave y sano. Utilizo la mascarilla cuando noto que mi pelo está más reseco o tiene menos vida y sus beneficios se notan  ¡y mucho! 

Si os animáis a probarla os aconsejo que miréis precios en varios establecimientos porque he encontrado diferencias de hasta dos y tres euros. El precio medio está entre los 4,5 y los 5 euros. Por menos de 4,5 € no la he encontrado en ningún lado, pero sí que la he visto a 7,95 € y me parece que es mucha la diferencia de precio, así que merece la pena patear en busca del más barato.


Antes de terminar quería dar las gracias a Elena de  Elena Loves This que me ha dado este premio, el segundo desde que tengo el blog, y me ha hecho muchísima ilusión. ¿Que aún no conocéis su blog? ¡Sacrilegio! Pinchad en el enlace y echad un vistazo, que seguro os gustan sus outfits y el resto de entradas que publica.


El premio consiste en nominar 10 blogs y contar algo de ellos. Si ya la primera vez que me tuve que enfrentar  a esta decisión me costó, esta segunda ¡no os quiero decir! La decisión es complicada, el orden es aleatorio, y mis nominados son:

El escaparate de miss botones porque esta mujer es toda una artista. Pasad por su blog y veréis cómo unas simples chapas de refresco las convierte en unas pulseras preciosas ¡A mí me tienen enamorada!

Atelier Victoriano porque es el blog de otra artista que crea maravillas con sus manos. También os invito a pasar por allí y seguro que os encanta.

Estilo Moda porque es un blog "joven" y me gustan mucho las entradas que publica.

Ellee's Wonderland porque es un encanto y siempre publica outfits de los que sacar muchas ideas

Moments of woman porque me encanta su blog, es difícil explicar por qué, lo entenderéis cuando paséis por allí... ¡me gusta todo!

Un poco de todo... Porque conoceréis a Carolina, que es una luchadora nata, y siempre tiene algo interesante que decir. Sigue así, que me encanta tu blog.

BLOGOSFERIA porque cada mañana es capaz de arrancarme una sonrisa.

Cuando nadie me ve porque conozco desde hace poco a Mary pero me encanta. Es creativa, divertida, y transmite muchísimo. ¡Espero seguir leyéndote mucho tiempo preciosa!


No pongo más, cada vez me cuesta más elegir sólo un puñadito de blogs entre todos los que sigo para dar un premio, porque para mí todos os merecéis este reconocimiento por el tiempo y esfuerzo que dedicáis a cada entrada.

Elena, gracias por acordarte de mí ¡eres un encanto!

¡¡Feliz jueves amores!! ¡¡Ya huele a fin de semana!!

miércoles, 25 de enero de 2012

Las cervicales me están matando

Es mi frase estrella cada noche cuando llego a casa del trabajo. Mi marido ya se lo toma como si de un saludo se tratase...

Estoy segura de que la mayoría de las personas consideran que trabajar en una oficina es lo más (no trabajas al aire libre, estás sentada todo el día...) pero también tiene sus contras. El mío es que se me cargan las cervicales de estar todo el día trabajando en el ordenador y eso que he probado a regular la altura y el respaldo del sillón mil y una veces, pero casi cada día acabo con las cervicales y los hombros cargados.

Antes tenía una manta eléctrica, pero como era para la cama, era demasiado grande y no me gusta dormir con estos cacharros encendidos. Los días que más me dolía me aplicaba calor seco calentando una toalla en el microondas. Pero hace unas semanas mi marido llegó a casa con una solución que hasta ahora me está gustando mucho, una almohadilla terapéutica de barro.


La almohadilla está rellena de barro que guarda muy bien el calor, y se puede calentar en el horno o el microondas. También se puede utilizar en frío, y en ese caso la ponemos en el frigorífico o el congelador. Todo está perfectamente bien explicado en el manual que la acompaña. Como comprenderéis aún no la he utilizado fría ¡qué repelús sólo con pensarlo!

En lugar de calentarla en el horno o el microondas me gusta colocarla sobre un radiador cuando llego a casa, así después de cenar y recoger está lista para utilizarla y no tenemos necesidad de gastar más energía. 

La uso casi a diario, incluso días que las cervicales no me han dado mucho martirio para relajar la zona y evitar todo lo posible que al día siguiente se me cargue. Me encanta el calor que desprende y lo cómoda que es para leer en el sofá. Estoy tan a gusto con ella que muchas noches me quedo dormida leyendo. El único inconveniente que tiene es que sólo tenemos una en casa y andamos a la gresca a ver a quién le toca cada noche. 

El precio está muy bien, sólo 7,95 € e incluye la funda de algodón ya que la almohadilla no te la debes colocar directamente sobre el cuello puesto que podría quemar la zona. 

¿Alguna de vosotras ha probado esta almohadilla o alguna parecida? ¿Qué utilizáis cuando os duele el cuello? 

martes, 24 de enero de 2012

Seguimos a vueltas con las cremas de manos

El producto del que os voy a hablar hoy lo descubrí casi por casualidad. Es más, faltó muy poco para que ni siquiera lo probase, y eso que lo tenía en casa porque venía de regalo con un body milk que había comprado. Pensé en regalárselo a mi madre, pero no encontraba mi crema de manos (será que tengo pocas en casa...), dí con ella... ¡y me convenció totalmente! Se trata de Repair Manos de Garnier 


Creo que no es ningún secreto que esta marca me gusta mucho porque rara vez sus productos me van mal, aunque para todo hay excepciones. Es una crema muy nutritiva, que no deja las manos pringosas, muy parecida a Neutrógena, pero deja una sensación de manos plastificadas menos intensa que la que deja Neutrógena (la que haya probado Neutrógena manos sabrá a lo que me refiero).

Ahora siempre tengo un bote en el cajón de la oficina porque estar todo el día entre papeles reseca mucho la piel y es una de las pocas cremas que te puedes poner y seguir trabajando sin miedo a manchar los documentos. Además la guardo al fondo para que nadie me la gorronee que en todo trabajo que se precie hay una compañera que tiene más cara que espaldas.

No la utilizo para el día a día porque es un tratamiento intensivo y uso otras cremas de las que ya os he hablado, pero cuando tienes las manos más resecas y quieres que tengan un aspecto decente en menos de un minuto ¡es perfecta! Se extiende muy bien, no hace falta mucho producto, se absorbe rápido y no deja sensación grasa (aunque supongo que puede variar bastante de una piel a otra, o según las necesidades de hidratación). El aroma es muy agradable, pero nada intenso, como corresponde a este tipo de productos, y el precio oscila entre los 3,5 y los 4 euros el tubo de 400 ml ¡me parece muy asequible!

Creo que a estas alturas no es un secreto para nadie que además de tener obsesión con el cabello lo tengo con las manos porque me parece una carta de presentación muy importante de cualquier persona. 

¡¡Feliz día!!

lunes, 23 de enero de 2012

Tipos de pinceles

Seguro que la mayoría de nosotras, en algún momento de nuestra vida, nos hemos encontrado con una serie de pinceles o brochas para maquillaje y hemos tenido serias dudas de para qué servía cada una o cual de ellas deberíamos utilizar.




Para que no nos pase más, voy a dedicar la entrada de hoy a los distintos tipos de pinceles que podemos encontrar en el mercado. Los más utilizados son: 

* Brocha para la aplicación de bases. Es de tipo plano y se utiliza para aplicar bases fluidas y también las tipo mousse.

* Brocha para polvos. Es grande y se utiliza para aplicar los polvos, tanto compactos como sueltos, que darán a nuestro maquillaje un toque de naturalidad y ayudarán a controlar los brillos en la cara.



* Brocha para colorete (o rubor)  Es de forma ancha y redondeada para mayor precisión.


* Pincel mofeta. Para aplicar bases en polvo y también las fluidas, así como el colorete.


* Pincel en abanico. Ideal para retirar restos de sombra que pueden caer en la mejilla o exceso de polvos.

* Pincel para difuminar sombras.


* Pincel para aplicar sombras. Los hay con la cabeza de distintos tamaños según los utilicemos para una superficie más o menos grande.


* Pincel perfilador. Para aplicar eyeliner líquido o en crema.


* Pincel para sombras lengua de gato. Va muy bien para sombras oscuras o mates y para pintar medios párpados e incluso enteros si su tamaño no es muy pequeño.


* Pincel biselado. Sirve para difuminar el eyeliner y también para aplicarlo en polvo. También difumina sombras y ayuda a crear efectos.


* Pincel de espuma para sombras. Para aplicar y difuminar sombras. 


* Pincel para labios. Ideal para aplicar nuestro color favorito y que dure más.


* Peine para cejas y pestañas.




Los pinceles que encontramos en el mercado pueden ser

* De pelo natural (como los de marta, pony o tejón)

* De pelo sintético (como el toray)

Personalmente me gustan mucho los de pelo de marta, aunque lo más importante a la hora de comprar un pincel es que podamos tocarlo y el pelo sea suave (que hay algunos sintéticos muy tiesos y duros que cuando los utilizas da la sensación de que arañan) y a la vez firme, para que el pincel no se "despeluche" la primera vez que lo usemos. 

También es importante fijarse en el pelo del pincel, que sea uniforme, que no estén doblados o dañados por haber sido mal transportados o colocados y tiraremos suavemente para comprobar que los pelos no se caen.

¡¡Feliz semana!!

viernes, 20 de enero de 2012

Creando nuestro fondo de armario II

La prenda de fondo de armario que os traigo hoy cumple todos los requisitos para ser consideraba básica y seguro que casi todas tenéis una en vuestro armario. Se trata de ...

Camisa blanca de manga larga 

Considero que es una prenda que favorece mucho, que es muy versátil y que se puede llevar casi todo el año. Me encanta porque la puedes utilizar para looks muy serios (por ejemplo traje de chaqueta) y para otros más desenfadados (por ejemplo con un pantalón vaquero o un short). Es elegante y es perfecta tanto para salir de día como de noche, además de que es facilísima de combinar ¿se puede pedir más?

En mi armario tengo varias con distinto largo en las mangas (larga y francesa, porque la manga corta para camisas no me gusta demasiado) y con distinto corte porque es una de las prendas que más utilizo.

A la hora de elegir una camisa blanca optaremos por el tejido de algodón clásico (es preferible evitar telas brillantes tipo raso o similares, encajes, lycra, gasas, sedas, transparencias...) para que la camisa tenga cuerpo y además no se transparente. Si es posible evitaremos las chorreras, pliegues, fruncidos, calados... que harán que esta prenda pase rápidamente de moda y buscaremos una camisa que se adapte a nuestra figura pero que quede suelta (es decir huyendo de los extremos "me queda como un saco" y "me siento embutida" )

Prefiero las de manga larga, porque en caso de querer utilizarlas con mejor tiempo, siempre se pueden volver los puños, y nos asegura poder utilizarla todo el año.




Se pueden combinar con mil cosas, desde un pantalón de traje hasta un short, la cuestión es ponerle imaginación












Chicas ¡os deseo un feliz fin de semana!
¡El lunes nos vemos de nuevo por aquí!